DECLARACIÓN de EQUIDAD

Como Autoridad del Transporte del Condado de Sonoma (Sonoma County Transportation Authority), o SCTA, y Autoridad Regional de Protección Climática (Regional Climate Protection Authority), o RCPA, haremos nuestro mejor esfuerzo trabajando para lograr la equidad racial, social y ambientalista. Las disparidades étnicas, de género, económicas y raciales en nuestro país, dejan claro que todas las instituciones y organizaciones necesitan actuar para crear una cultura de inclusión, equidad y justicia. Reconocemos la necesidad de incrementar los esfuerzos para asegurar que todos los miembros de nuestra comunidad, independientemente de su raza, etnicidad, edad, género, religión, orientación sexual, discapacidad o estatus socio-económico, se sientan validados, seguros, respetados e incluidos. Sabemos también que nos encontramos en las tierras ancestrales de los pueblos Coast Miwok, Pomo y Wappo, quienes originalmente cuidaron de esta área.

La RCPA y la SCTA reconocen que esas inequidades sociales, ambientales y económicas  afectan desproporcionadamente a las comunidades de color y a las de bajos ingresos, y que un transporte  confiable, seguro y al alcance del bolsillo para todos los usuarios, es necesario para asegurar el acceso al trabajo, a la vivienda y a los servicios.

La RCPA y la SCTA reconocen la responsabilidad de servir mejor a estas comunidades históricamente marginadas, en términos de movilidad, impactos climáticos e infraestructura. Para ello, deberemos diseñar políticas que confronten las inequidades históricas y existentes.

La misión de la RCPA y la SCTA es trabajar como agencia colaborativa de las ciudades y del Condado de Sonoma, para mantener y mejorar nuestra red de transporte y lidiar con el cambio climático, dando prioridad, coordinando y maximizando los fondos disponibles, así como proveyendo planes integrales para todo el condado, mientras reconoce las diversas necesidades dentro del propio condado.

La RCPA y la SCTA están comprometidas a impulsar la equidad[1] y el antirracismo[2] en los planes climáticos y de transporte, haciendo que se integren dentro de nuestras prácticas, procesos, planes y decisiones. Con ese fin, la RCPA y la SCTA se comprometen a:

  • Realizar prácticas de inclusión de la comunidad que reconozcan, soliciten activamente e incorporen de manera regular las opiniones de los diversos grupos de residentes, incluyendo las de personas que sufren los mayores impactos de las inequidades sistémicas.
  • Atraer, reclutar y mantener a personas de grupos diversos, para que formen parte de nuestro personal, sean consultores y participen en los comités de asesores, y así representen con mayor efectividad a todos los grupos de nuestra comunidad.
  • Evaluar el concepto de criterios de equidad, para incorporarlo dentro de las fórmulas de fondos y reconocer que los temas de equidad están presentes en todas las jurisdicciones.[3]

[1] La equidad es el resultado de un ambiente en el que no es posible distinguir la diferencia en los indicadores críticos de salud, bienestar y riqueza según la raza, etnicidad, edad, género, religión, orientación sexual, discapacidad o estatus socio-económico, y de un proceso en el que explícitamente valoramos las voces mal representadas y las comunidades mal servidas que identifican soluciones para lograr ese resultado.

[2] El antirracismo es el proceso activo de identificar y eliminar el racismo cambiando los sistemas, las estructuras organizacionales, las políticas y prácticas, además de las actitudes, para que el poder se distribuya y comparta equitativamente.

[3] Las comunidades con prioridad de equidad son mapeadas y actualizadas por el estado, la región y la SCTA, usando diversos niveles de datos. Se puede encontrar más información aquí: https://arcg.is/0SKmu00